"Sé el cambio que quieres ver en el mundo".

Mahatma Gandhi.




viernes, 18 de abril de 2014

Especial Semana Santa (IV): Patatas en escabeche

Seguimos con nuestro especial de Semana Santa.
Ésta es la última receta que os dejamos por este año. Sin duda es nuestra receta favorita. Tenéis que probarla sí o sí.

Es un plato que hay que hacer de víspera para que tenga más sabor y como todos los escabeches, mejoran con el paso de los días. Se puede hacer bastante cantidad e ir sacándolo según vaya apeteciendo, que seguro que es muy a menudo. Se puede tomar como primer plato o como aperitivo ya que el vinagre ayuda a abrir el apetito.

Como cada viernes, cocinamos con los productos ecológicos de Ecojarama. Sus patatas son extraordinarias, muy tiernas y jugosas, ideales para cocer o freír.


Patatas en escabeche, nuestro plato favorito de estas fechas


Ingredientes: (para unas 20-25 patatas)

- 1 kg de patatas pequeñas.
- 4 dientes de ajo.
- 1 cebolla.
- 2 hojas de laurel.
- 8 bolitas de pimienta negra.
- 3 C de harina de garbanzo + 120 ml de agua (para el rebozado).
- 1 C de zumo de limón.
- 200 ml de agua.
- 75 ml de vinagre de vino blanco o de manzana.
- aceite para freír y sal.

Elaboración:

Cocemos las patatas al vapor con piel. Las dejamos enfriar, las pelamos y las aplastamos. Para ello nos ayudaremos de un paño de cocina limpio. Ponemos una patata dentro y con la mano, la aplastamos haciendo una torta de unos 8 cm de diámetro y 2 o 3 cm de grosor. Si las patatas son grandes tendremos que cortarlas en trozos más pequeños. Las salamos y las reservamos en un plato.

Preparamos el rebozado batiendo 3 C de harina de garbanzos con los 120 ml de agua, 1/2 c de sal y 1C de zumo de limón. Pasamos las patatas por harina de garbanzos para que cojan mejor el rebozado y luego por la mezcla de harina y agua. Freimos en abundante aceite y cuando vayan cogiendo color las sacamos a un plato con papel absorbente.

Preparamos el escabeche friendo los ajos enteros con la cebolla que cortaremos a la mitad y luego en rodajas, cuando empiece a ablandarse le añadimos el laurel, la pimienta, el agua y el vinagre. Dejamos hervir un par de minutos.

Este plato se suele tomar frío o a temperatura ambiente. Dejaremos las patatas en un recipiente con el escabeche para que vayan cogiendo sabor pero hay que tener cuidado de no moverlas mucho para que el rebozado no se deshaga.






¿Qué te ha parecido nuestro Especial Semana Santa?. 
¿Te has animado a preparar alguna receta?.  ¡Cuéntanoslo!.



lunes, 14 de abril de 2014

Especial Semana Santa (III): Repápalos extremeños o sapillos

Hoy es lunes, y qué mejor manera de empezar la semana que con un plato dulce.
Los repápalos o sapillos son un postre típico de la provincia de Cáceres, y más concretamente de la zona de la Vera.

La madre de Iván es de Garganta la Olla, un pequeño pueblo muy pintoresco y conjunto histórico artístico. ¡ Tenéis que visitarlo!. Allí se preparan estos dulces, aunque son de origen sefardí, y se suelen tomar en Semana Santa o durante el verano como postre.

Realmente son una delicia pero hay que tomarlos con moderación porque son bastante calóricos. ¡Una vez al año nos damos el gusto!.


Repápalos extremeños


Ingredientes:

- 200 gr de miga de pan.
- 1 litro de bebida vegetal.
- 120 gr de sirope de ágave.
- 1 rama de canela.
- piel de una naranja o limón.
- 1/2 c de canela molida.
- 1c de levadura.
- 2 c de almidón de maiz.






Elaboración.

Ponemos la leche a hervir en un cazo con la piel de naranja, la rama de canela y 70 gr de sirope de agave (un poco menos si la bebida vegetal que utilicemos ya está azucarada). Dejamos cocer 5 minutos a fuego bajo. Apagamos el fuego y reservamos.
Por otro lado, picamos pequeña la miga de pan, deshacemos la maicena en 100 ml de leche de la que habíamos endulzado, le echamos la canela molida, 50 gr de sirope de agave y añadimos todo esto a la miga de pan. Amasamos con las manos, nos debería quedar una masa bastante espesa, la dejamos reposar 15 minutos para que el pan absorba toda la humedad.
Calentamos aceite en un cazo alto y con ayuda de dos cucharas vamos haciendo quenelles (pequeñas croquetas algo mas cortas) que iremos friendo hasta que estén doraditas. Las sacamos a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
Los guardaremos cubiertos con la leche que nos quedó, en la nevera.
Los repápalos se suelen tomar fríos, aunque con la leche un poco templada tampoco están nada mal.


¿Conocías los repápalos¿. ¿Te animarás a probarlos?.
¡Feliz día!.





viernes, 11 de abril de 2014

Especial Semana Santa (II): Potaje de garbanzos con espinacas

Si pensamos en gastronomía de Semana Santa y Cuaresma, yo creo que lo primero que nos viene a la cabeza es potaje, seguido de las torrijas.

Nosotros al menos hemos pensado así, y con la cesta que nos han traído nuestros amigos de Ecojarama, hemos preparado este exquisito puchero. Todos sus productos son de gran calidad, pero destacamos las espinacas súper frescas, que le dan el toque 10 al plato.

En esta ocasión, hemos querido simular el huevo cocido que suele llevar el potaje con tofu. ¿Qué te parece?.
Os adelantamos que nuestro potaje vegano está para chuparse los dedos. Y como cada vez que veo sus espinacas y garbanzos me acuerdo de ella, se lo dedico a mi amiga Carolina, del blog Espinacas con Garbanzos.

El potaje queda genial si lo acompañas con unos buñuelos de mar.


Potaje de garbanzos y espinacas.



Ingredientes (para 4 personas):

- 300 gr de garbanzos secos.
- 1 trozo de alga kombu (1x3cm).
- Pimienta negra (8 bolitas).
- 5 hebras de azafrán.
- 2 hojas de laurel.
- 1/4 c de pimentón
- 1/2 c de cúrcuma en polvo.
- 1 cebolla picada.
- 3 dientes de ajo, pelados y enteros.
- 1 tomate maduro.
- 1/2 pimiento rojo picado.
- 3 patatas pequeñas peladas y cortadas en cuartos.
- 1 ñora (o pimiento choricero).
- 300 gr de espinacas frescas y troceadas.
- 1 rebanada de pan.
- 20 gr de almendras crudas.
- 100 gr de tofu.
- Aceite y sal.






Elaboración:

Ponemos los garbanzos en remojo la noche anterior junto con el alga kombu.
Por la mañana, escurrimos los garbanzos. Freímos la cebolla y el pimiento hasta que estén tiernos. Añadimos la pimienta, los ajos, el laurel, las especias, el azafrán, las patatas y la ñora, dejamos un minuto y añadimos el tomate pelado y cortado en trocitos pequeños. Cuando el tomate esté cocinado añadimos 1,5 litros de agua y esperamos a que rompa a hervir para añadir los garbanzos y el alga. Dejamos cocer hasta que los garbanzos estén tiernos, el tiempo necesario dependerá del tipo de olla y el tipo de garbanzos, a nosotros nos ha hecho falta 45 minutos. Pasado ese tiempo, freímos en un poco de aceite la rebanada de pan y las almendras. Sacamos el pimiento choricero, le quitamos las pepitas y la piel, y lo machacamos en el mortero junto a las almendras, el pan, los ajos ya cocidos y un poquito del caldo. Lo añadimos a la olla, incorporamos las espinacas y dejamos cocer un par de minutos más. Con el fuego apagado, añadimos el tofu cortado en semilunas, imitando al huevo cocido.



Potaje acompañado por unos buñuelos de mar...




lunes, 7 de abril de 2014

Especial Semana Santa (I): Buñuelos de mar

Ya está la Semana Santa a la vuelta de la esquina. La verdad es que aunque no participemos en los actos religiosos, sí que nos gusta meternos en la cocina para preparar nuestras versiones veganas de los platos tradicionales de estos días.
El año pasado ya compartimos nuestras torrijas veganas, y este año nos hemos planificado para ofreceros nuestra selección preferida de la gastronomía de Semana Santa. A lo largo de esta semana y de la próxima las publicaremos, así que estad bien atentos y ¡no os las perdáis!.


Buñuelos de mar.


La receta de hoy son unos buñuelos, que en la receta tradicional, la madre de Iván los solía hacer con atún o bacalao. Él los ha versionado con algas cochayuyo y nori que le dan un ligero toque a mar, muy agradable.
Allá vamos.

Ingredientes:

Para 20-25 buñuelos.

- 100-gr de harina de garbanzos.
- 1 c de levadura Royal.
- 1/2 c de bicarbonato.
- 1/2 c de pimienta negra molida.
- 2 dientes de ajo troceados pequeños.
- 1 C de perejil picado.
- 20 gr de alga cochayuyo seca.
- 1 trozo de alga nori (5 x 5 cm).
- 175 gr de agua.
- zumo de medio limón.
- Sal.
- Aceite de oliva para freir.

Elaboración:

Primero ponemos en remojo el alga cochayuyo en agua templada durante al menos media hora. Pasado este tiempo, si comprobamos que está tierna, la escurrimos.
Por otro lado, mezclamos la harina de garbanzos con el bicarbonato, la levadura, la sal, el ajo, el perejil y el agua. Batimos bien para que no queden grumos.
Tostamos cerca del fuego, con cuidado de que no se queme el alga nori hasta que veamos que se arruga y se queda dura y crujiente (no debe tocar la llama, solo acercarla al fuego). Con esto se potencia el sabor del alga y se puede desmenuzar casi en forma de polvo. Añadimos las algas a la masa, la cochayuyo en trozos pequeños y la nori desmenuzada.
Ponemos a calentar aceite para freír los buñuelos, cuando esté caliente, añadimos el zumo de limón a la masa. Esto hará que reaccione con el bicarbonato y crezcan antes de echarlos a la sartén. Vamos cogiendo porciones de masa con una cuchara y las echamos al aceite caliente para que absorban poco aceite, debemos procurar que tengan forma redonda. Dejamos dorar unos minutos y sacamos a un plato con papel absorbente.
Comer calentitos, aunque si sobran y los guardamos en la nevera, a mí me encantan fríos.
Ideales para acompañar un buen plato de potaje vegano.



¿Qué te gusta cocinar en Semana Santa?

viernes, 4 de abril de 2014

Alcachofas con dátiles al horno

¡Buenos días!. Anoche os adelantaba por Facebook el ingrediente de la receta de hoy. Se trata de alcachofas, un must en nuestra cocina.


Alcachofas moradas



Como podéis ver, se trata de unas alcachofas muy hermosas, con un color muy peculiar. Apetecibles, ¿no?.

Pues tenemos que agradecérselas a Ecojarama. Fernando, que esta al frente de Ecojarama, nos ha hecho llegar una maravillosa caja de verdura fresca, con todo lo necesario para hacer esta receta. Estamos muy contentos por esta colaboración tan linda. Nosotros les proponemos una receta y ellos nos traen a casa los productos.
Cuando vi la cesta aluciné, ¡que bonita!.


Verdura ecológica recién llegada...


Lo que más me gusta es que están muy cerca de nosotros, en Torremocha de Jarama, a pocos kilómetros de Talamanca, y la amplia variedad de productos que tienen. Además, las verduras de hojas verdes son de kilómetro 0, porque se cultivan en Talamanca.

Brevemente, quiero contaros que estas verduras de las que os hablo, forman parte del proyecto de APAFAM, entidad que trabaja para mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual. El huerto en Talamanca es una de sus actividades. Ahora mismo hay lechuga, espinaca, acelga, escarola... ¡¡Quedan geniales en nuestros batidos verdes!!!. Si quieres ver cómo trabajan en la huerta, pásate por aqui.

Si quieres realizar tu compra ecológica y vives en la Comunidad de Madrid, puedes pedir a Ecojarama y recibirla en tu casa cómodamente.

Y sin más dilación, vamos a ponernos manos a la obra. Esperamos que os gusten estas ricas alcachofas con dátiles.


Cazuelita de alcachofas con dátiles



Ingredientes  (para 2 personas):

- 8 alcachofas  grandes.
- 2 zanahorias.
- 1 cebolla.
- 100 gr de champiñones.
- ½ vaso de vino tinto.
- 2 dientes de ajo.
- 1 C de perejil picado.
- 20 gr de almendras crudas y repeladas que freiremos con un poquito de aceite.
- 2 hojas de laurel.
- 8 dátiles.
- Aceite y sal.
- Harina de almendras, es la pulpa deshidratada que sobra de hacer leche de almendras (se puede usar pan rallado en su lugar).


Elaboración:

Limpiamos las alcachofas quitándoles las hojas más externas  y las puntas duras, así como el tallo que pelaremos y trocearemos. Las reservamos, partidas por la mitad a lo largo, en un bol con agua y zumo de limón para que no se oscurezcan. 
Picamos la cebolla en trocitos pequeños, pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas. Freímos la cebolla, los tallos de alcachofa cortados en trocitos  y la zanahoria a fuego medio hasta que comiencen a dorarse, entonces añadimos los champiñones, limpios y laminados.
Por otro lado, freímos ligeramente las alcachofas para que se doren un poco por fuera. Añadimos el sofrito de cebolla, zanahoria y champiñón, el laurel, el vino, sal y agua hasta cubrirlo todo. Mantenemos a fuego medio y destapado 20 minutos para que se cuezan las alcachofas y se reduzca la salsa.
Preparamos un majado con las almendras fritas, el ajo y el perejil, añadimos un poquito de caldo del guiso. Si queremos espesar más la salsa, le podemos poner un trocito de pan frito al majado.
Cuando las alcachofas estén tiernas, las colocamos en una fuente de horno, disponemos los dátiles (deshuesados y partidos por la mitad)  entre medias, y echamos el majado por encima.
Cubrimos todo con harina de almendras, o en su lugar puedes usar pan rallado.
Horneamos a 180ºC unos 10 minutos o hasta que veamos que la salsa se seca y la superficie ha cogido color.
Un plato lleno de contrastes, con el dulce de los dátiles, la sabrosa salsa y el crujiente de las almendras.



Qué pinta...

El lunes os esperamos con una nueva receta. Si os animáis a hacer las alcachofas, contadnos qué tal os han quedado. ¡Nos encanta recibir vuestros comentarios!.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...